Atajos
Redes Sociales
Contacto
Aló RIMAC

Lima: (+511) 411 - 1111
Provincias: (+511) 0800 - 4111

Erupción Volcán Ubinas

Artículo de Interés

Riesgos de incendio en la industria alimentaria

  • 23/08/2016

Cómo disminuir las probabilidades de siniestros en las plantas de procesamiento de alimentos

Dentro de las plantas de procesamiento de alimentos pueden encontrarse, por doquier, gabinetes eléctricos, paneles y recintos cerrados. En muchos casos, estos gabinetes eléctricos controlan la maquinaria y el equipamiento crítico para mantener el funcionamiento de las líneas de producción, la calefacción, el aire acondicionado, los congeladores, la refrigeración, entre otros controles necesarios para evitar el desperdicio de alimentos.

Los siniestros en este tipo de gabinetes suelen ser originados por fallas en los equipos, sobrecargas térmicas, cortocircuitos y la formación de arcos eléctricos. Además, un incendio eléctrico puede dañar el equipo, apagar las líneas de producción y contaminar con el humo los alimentos y el equipamiento.

Aunque el descuido sea durante un corto periodo, el incendio que se produce trae como resultado una pérdida significativa de dinero debido al cese de la producción. Desde decenas hasta cientos de miles de dólares se pierden a diario en ingresos, a consecuencia del paro no programado: ese es el costo de detener una línea, hacer reparaciones, limpiar y descontaminar el equipo, y reiniciar la maquinaria.

En la actualidad, con el fin de mantener las operaciones del negocio y asegurar la salud de los trabajadores, muchos fabricantes y procesadores han reconocido la importancia de proteger a sus colaboradores contra el riesgo de un incendio, así como a sus equipos e instalaciones.

Por ello, es obligatorio establecer un control de incendios para el equipamiento y maquinaria de procesamiento de alimentos, como los molinillos, los secadores, el transporte, el equipo de aire acondicionado y la calefacción.

Saber dónde está el riesgo

El primer paso para proteger los equipos de procesamiento de alimentos empieza con la identificación de los riesgos de incendio. Las chispas, las brasas o las partículas encendidas, generadas en diferentes áreas de la planta, pueden encender el polvo producido por alimentos pulverizados o finamente granulados.

De igual forma, las partes defectuosas de las máquinas, los cuerpos extraños o las altas temperaturas en los procesos también ocasionan un sobrecalentamiento del equipo, lo cual provocaría un incendio en las instalaciones de transporte mecánico y neumático, así como en los filtros, los silos y las bandejas intermedias.

A continuación, detallamos algunas ocurrencias que pueden desencadenar un siniestro en los equipos de procesamiento de alimentos:

  • Fallas mecánicas.
  • Formación de arcos eléctricos en los equipos.
  • Malas conexiones eléctricas o cortocircuitos.
  • Sobrecargas térmicas.
  • Desecho inapropiado de materiales humeantes.

Las pérdidas producidas pueden ser de diversas magnitudes: daños o destrucción de máquinas y equipos, alteración de las operaciones y perjuicios económicos por reparaciones y tiempo de paro no programado.

Para evitar un incendio, se recomienda proteger y manipular con precaución los siguientes equipos de procesamiento de alimentos:

  • Secadores
  • Molinos de martillo
  • Coladores
  • Sistemas de extracción
  • Tambores
  • Mezcladores
  • Filtros
  • Silos

Asimismo, se debe tener en cuenta que muchos de estos aparatos presentan elevados riesgos de incendio, como por ejemplo:

  • Hornos, parrillas y freidoras
  • Secadores
  • Filtros
  • Sistemas de extracción
  • Molinos de martillo
  • Tambores
  • Agitadores de coladores
  • Molinillos
  • Mezcladores
  • Transportadores
  • Silos y bandejas
  • Congeladores de plataforma de carga
  • Sistemas de calefacción
  • Aire acondicionado
  • Deshumidificadores
  • Equipos de refrigeración


Ver Más


Compartir